La aplicación de la inteligencia artificial en el entorno educativo

La aplicación de la inteligencia artificial en el entorno educativo La aplicación de la inteligencia artificial en el entorno educativo
Management & Innovation (Núm. 32) · TIC

La aplicación de herramientas basadas en la inteligencia artificial (IA) en ámbitos como la sanidad, el transporte o la energía ya ha empezado a transformar nuestra sociedad. ¿Qué puede aportar a la educación?

La inteligencia artificial (IA) se puede definir como la simulación de la inteligencia humana en máquinas programadas para tal fin. Es decir, cualquier máquina que presente algún rasgo, o característica, asociado a la mente humana, como aprendizaje, reconocimiento de patrones o resolución de problemas, entre otros, se puede etiquetar como posible máquina de IA. De una manera más formal, la IA es la rama de las ciencias de la computación que se encarga del desarrollo de máquinas que “piensan” y “actúan” como los seres humanos. Además, a menudo se tiende a pensar que la IA es algo nuevo, de hace unas pocas décadas, pero todo lo contrario, nació hacia los años 60.

Cabe destacar que a la IA a menudo se la nombra como “la nueva electricidad”. Esto es debido al impacto que supone cuando se implanta en cualquier sector: la transformación que produce es comparable a una nueva forma de realizar las cosas y verlas desde otra perspectiva completamente diferente a la actual.

Esta tecnología es muy amplia y tiene diferentes ramas que se extienden por ámbitos científicos, tales como las matemáticas, las ciencias de la computación, la química, etc. Todas estas ramas se pueden englobar en tres grandes grupos: uno basado en datos (como el aprendizaje automático, o machine learning), otro basado en la lógica y otro, en el conocimiento. Los dos últimos grupos hunden sus raíces en las redes neuronales.

• El aprendizaje automático se entiende como el aprendizaje de la máquina en base a la extracción de información sobre los datos que se le proporcionan. Es decir, la máquina dispone de un conjunto de datos y aplica técnicas y algoritmos para extraer información y, posteriormente, obtener patrones o reglas de comportamiento. Esta forma de proceder es similar a la que realiza un humano, ya que, en el día a día, una persona va obteniendo información del entorno que le rodea y la va acumulando. Posteriormente, a partir de cierta información, a través del razonamiento humano, va construyendo reglas o patrones; es decir, va formando un conocimiento o un aprendizaje que posteriormente usará para algo de su interés.

• Las redes neuronales son técnicas de la IA que están inspiradas en las neuronas biológicas de los humanos. Una red neuronal se refiere al conjunto de neuronas artificiales que están interconectadas. Estas neuronas, al igual que el aprendizaje automático, requieren unos datos de partida, y, en base a esos datos, las re...


María de los Ángeles Rodríguez Sánchez

·

Investigadora en el Centro de Investigación en Gestión e Ingeniería de Producción de la Universitat Politècnica de València

Ángel Ignacio Aguilar Cuesta

·

Profesor docente e investigador en la VIU (Universidad Internacional de Valencia)