La inteligencia artificial aplicada de forma eficaz al 'marketing'

La inteligencia artificial aplicada de forma eficaz al 'marketing' La inteligencia artificial aplicada de forma eficaz al 'marketing'

JA

Josep Alet

Business Review (Núm. 316) · Márketing

La inteligencia artificial está cambiando el mundo del 'marketing' y las ventas tal y como lo conocíamos. A través de su gran potencial, está convirtiéndose en motor propulsor y palanca de cambio que permite conseguir mejores resultados a través de la capacidad de entender mejor a los clientes, adelantarse a sus necesidades en tiempo real y generar nuevas propuestas de valor. Gracias a la combinación de inteligencia artificial y datos, históricos y en tiempo real, las empresas disponen hoy de una amplia información para entender mejor al cliente y personalizar su oferta para ser más relevantes

Actualmente, las empresas ya pueden crear experiencias dinámicas y ofrecer servicios dentro del contexto relevante del cliente en tiempo real. Todo integrado con sus micromomentos de interacción gracias a la inteligencia artificial. No es de extrañar, pues, que en los últimos años haya crecido espectacularmente el uso de esa tecnología en empresas, pasando del 28% en 2018 al 64% en 20211.

El Internet de las Cosas (IoT, por las siglas Internet of Things) facilita la creación de redes de objetos que enriquecen nuestra experiencia gracias a la integración con nuestro entorno. Este entrelazamiento nos aporta la máxima comodidad, ya que no necesitamos hacer ningún esfuerzo para que el entorno se adapte a nosotros. De hecho, la tecnología ya permite interactuar en el formato más natural, por voz, para dar y recibir información e instrucciones. Aquí hay mucho en juego para las marcas y los distribuidores, porque la voz tiene unas reglas de juego distintas en la elaboración y valoración de propuestas.

La vida se puede contemplar desde la máxima interconexión entre personas y cosas, en línea con el entrelazamiento cuántico2, en el que objetos y personas funcionan miméticamente, de forma concatenada: el coche sabe, por la hora y el día de la semana, dónde vas a ir, y te puede llevar ahí sin más instrucción. Al llegar al hogar, este te reconoce y realiza las acciones concebidas como naturales, como abrir la puerta, encender y apagar progresivamente las luces, solicitar productos que se han agotado –o que se van a agotar–, establecer un nivel de iluminación y música acorde con el momento del día o con tu estado de ánimo...

Los asistentes de IA transforman la forma en que las empresas se conectan con sus clientes, y se convierten en el canal principal a través del cual las personas obtienen información sobre bienes y servicios. La comercialización se convierte así en una batalla por la atención de los consumidores. Alexa o Google Home ayudan a elegir entre un número abrumador de opciones y permiten comprar, sobre la marcha, productos rutinarios, ajustando su recomendación o acción de compra a nuestras preferencias a partir del histórico reciente, y teniendo en cuenta el contexto para ser relevantes y útiles.

Estamos ante la explosión del IoT, que, combinado con la IA y el enorme potencial de la capacidad de explotación de los datos, permite a las empresas sentir y responder con el enfoque más adecuado a los clientes...


Josep Alet

Profesor de EADA Business School y EAE Business School y socio de Alet & CO ·