Las preguntas correctas definen el producto

El sector opina

Las preguntas correctas definen el producto Las preguntas correctas definen el producto

NG

Néstor Guerra

Management & Innovation (Núm. 17) · TIC

Los productos innovadores no fracasan por falta de funcionalidades o porque sus características sean buenas o malas. Fracasan porque no tienen clientes. Así de sencillo. Lo que sabemos hoy del lanzamiento de productos innovadores es que suelen construirse basados en una serie de premisas o supuestos que no siempre son ciertos. Entonces, ¿cómo enfrentarse a la construcción de un producto cuando aún no sabemos qué producto debemos hacer?

Lean Startup nos ofrece un marco de trabajo para poder abordarlo: construir, medir, aprender. Pero es la primera parte, construir, la que marca la diferencia. ¿Qué construir para maximizar el aprendizaje? ¿Qué PMV (producto mínimo viable) o experimento debemos desarrollar para reducir la incertidumbre?

Es aquí donde la redacción de las hipótesis es clave. Muchos responsables empiezan con la incorrecta pregunta de si nos van a comprar el producto o si les gustaría tal o cual funcionalidad. Este enfoque no nos ayuda. Se trata de un futurible imposible de conocer a priori: podrá ser o no ser. Nuestra preocupación debe estar en entender bien quién tiene el problema, cómo lo resuelve actualmente y con qué frecuencia se enfrenta a él. Debemos redactar los primeros supuestos entendiendo el modelo de negocio que da sentido al producto, y después convertir estos supuestos en hipótesis que podamos experimentar y testar en el mercado.

Pero ¿cómo debemos redactar estas hipótesis? Una hipótesis debe ser clara, no queremos ambigüedades; todas las personas del equipo deben entender lo mismo al leerla. Debe ser medible, ya que vamos a realizar experimentos, y es necesario tener una referencia clara para poder cuantificar y tomar la decisión correcta, y por último, y no menos importante, falsable. ¿Es posible realizar un experimento rápido y sencillo para aprender sobre ella? Si la hipótesis no tiene posibilidad de ser invalidada a través de un experimento, no nos sirve para aprender, estamos redactando un hecho o un supuesto no experimentable. Lo que sabemos hoy del lanzamiento de productos es que hacernos las preguntas correctas nos ayuda a descubrir qué debemos hacer incluso antes de hacerlo.

Néstor Guerra

·

Profesor de Lean Startup de EOI (Escuela de Organización Industrial)