Liderazgo y cambio desde una perspectiva gestáltica

Liderazgo y cambio desde una perspectiva gestáltica Liderazgo y cambio desde una perspectiva gestáltica

El enfoque Gestalt se originó en el campo clínico, más que en el organizacional. Es el enfoque del crecimiento y desarrollo de las personas. Ve a los individuos que están en crisis, frustrados y oponen resistencia como personas que están eligiendo para sí mismas un camino nuevo, por lo que el objetivo es ayudarlas a darse cuenta de la situación para que puedan tomar mejores decisiones y responsabilizarse completamente de ello.

Desde esta perspectiva, el trabajo gestáltico en empresas es un modelo integrador, una alternativa viable para mejorar o reafirmar la calidad de vida de las personas, ayudándolas a que asuman el compromiso para el cambio.

La palabra Gestalt es intraducible, es una expresión alemana que expresa globalidad, forma, configuración, estructura: "Es la forma en que las piezas se organizan en una totalidad". Plantea que solo se perciben totalidades, fenómenos enteros indisociables del contexto: ningún organismo, ninguna situación puede existir absolutamente en sí. Existe siempre una relación estrecha con el entorno, el fondo. Por ejemplo, puedo ver las estrellas cuando miro el cielo por la noche, porque en el fondo existe oscuridad. No se pueden separar las estrellas, lo que aparece, aquello de lo que se es consciente, del fondo, del conjunto total, de todo lo subyacente que existe en el segundo plano.

Otro ejemplo: cuando asistes a un espectáculo, el fondo está compuesto, por una parte, de todo lo que te rodea: los artistas, la sala, los espectadores, el aire que respiras. Pero el fondo también está compuesto de todo aquello que forma parte de ti en ese momento: tu estado de ánimo, tu grado de cansancio, tus preocupaciones cotidianas, tu cultura, tus intereses, tus convicciones... En este sentido, nuestra capacidad perceptiva opera de acuerdo con ciertas dinámicas. Una de ellas es la de configuración figura-fondo. 

FIGURA Y FONDO

Cuando percibimos la realidad, elegimos una figura, una imagen que emerge contra las otras que constituyen el fondo, el entorno. Lo que está en primer plano se llama "figura" y se relaciona con las necesidades sentidas. La figura en la conciencia inmediata es una percepción, una imagen o una sensación clara y vívida. En cambio, lo que está latente, pero no manifiesto en el momento para la persona, se denomina "fondo".

Imaginemos el caso de una persona que sufre la incomprensión de su jefe. La figura principal es, en este momento, su ...


Remedios Torrijos Zurita

·

Profesora académica de Comportamiento Organizacional en el IE Business School y directora académica del programa Liderazgo y cambio desde la Gestalt

expand_less