¿Puede la economía colaborativa contribuir a un desarrollo más sostenible?

¿Puede la economía colaborativa contribuir a un desarrollo más sostenible? ¿Puede la economía colaborativa contribuir a un desarrollo más sostenible?
Management & Innovation (Núm. 45) · Estrategia

En la literatura del 'management' son innumerables los artículos y contenidos que hacen referencia a empresas como Uber, Airbnb y tantas otras. Siempre nombrándolas como experiencias empresariales que han marcado un antes y un después, y definiéndolas como sólidos modelos de negocio que han replanteado las reglas de juego de sectores estables y consolidados. ¿Hasta qué punto estamos ante una nueva economía?

Las plataformas de la denominada economía colaborativa han crecido exponencialmente en los últimos años, con múltiples y nuevas empresas apareciendo año tras año en sectores diversos, tales como la hospitalidad, el transporte, los servicios temporales o el intercambio de bienes. El creciente éxito entre los consumidores de compañías como Airbnb, Uber, BlaBlaCar o Wallapop se debe, en gran medida, a las potenciales ventajas que estas plataformas ofrecen tanto para la economía como para el medio ambiente y los consumidores. ¿Puede la economía colaborativa, por tanto, contribuir a alcanzar un desarrollo más económicamente, ecológicamente y socialmente sostenible?

Cuando hablamos de economía colaborativa, no existe una definición clara, ni siquiera un único concepto para referirse a ella, englobando nociones tales como economía compartida, platform capitalism, economía bajo demanda, gig economy, economía de los pares, entre otras. Sin embargo, un aspecto que tienen en común dichos conceptos es la creación de nuevos mercados de intercambio, usualmente facilitados por las nuevas tecnologías, que permiten conectar consumidores y usuarios con el fin de compartir o acceder a diferentes productos o servicios, haciendo así un uso más eficiente de recursos infrautilizados1. Este uso más eficiente de los recursos existentes tiene el potencial de generar importantes ventajas económicas, ecológicas y sociales.

En primer lugar, la economía colaborativa promete generar ventajas para la economía, mediante una reducción de costes de transacción y de información y un aumento de la escala en la que se usan dichos bienes o servicios. En definitiva, un uso más eficiente de los recursos existentes. En segundo lugar, la economía colaborativa tiene el potencial de contribuir positivamente al medio ambiente, mediante la reducción de los recursos necesarios, la creación de modelos más circulares que reduzcan los residuos generados y los activos utilizados y la disminución de la huella ecológica. Por ejemplo, se ha demostrado que la introducción de esquemas de bicicletas compartidas tiene efectos positivos en la reducción de las emisiones contaminantes emitidas, generando al mismo tiempo efectos positivos sobre la salud de los ciudadanos2. Finalmente, la economía colaborativa también promete ofrecer ventajas para los consumidores y las sociedades. Mediante un mayor acceso a la información de manera directa y clara, así como a los bienes de producción y consu...


Pascual Berrone

Director académico del Executive MBA en Madrid, profesor de Dirección Estratégica y titular de la Cátedra Schneider Electric de Sostenibilidad y Estrategia de Negocio en IESE Business School ·

Anna Duch

Colaboradora de investigación de IESE Cities in Motion Strategies ·

Joan Enric Ricart

Profesor de Dirección Estratégica y director de la Cátedra Carl Schroeder en IESE Business School ·

Joan E. Ricart, Fellow of the SMS, EURAM, Academy of International Management and Academia Eurepaea, is the Carl Schrøder Professor of Strategic Management at the IESE Business School, University of Navarra. In this school, he has also Director of the Doctoral Program (1995-2006), Associate Dean for Research (2001-2006), and Associate Director for Faculty and Research (2006-2014) and Chairman of the Strategic Management Department (1993-2016).

He was the Founding president of the European Academy of Management (EURAM). He has been President of the Strategic Management Society (SMS), and Vice-president of the Iberoamerican Academy of Management. He was the academic director of the EIASM and member of the research committee of the EFMD.

Joan E. Ricart holds a Ph.D in Managerial Economics, Northwestern University; Ph.D. in Industrial Engineering, Universitat Politècnica de Catalunya; and Ph.D. in Economics and Business Administration, Universitat Autònoma de Barcelona.

Joan E. Ricart has a wide and recognized international experience as lecturer. Throughout his career, he has been visiting Professor in many Business Schools around the world: IPADE (Mexico); IAE (Argentina); IDE (Ecuador); UNISA (South Africa)...  He has also supervised several doctoral theses and research projects.

He has published several books and articles in leading journals as Strategic Management Journal, Harvard Business Review, Journal of International Business Studies, Econometric or Quarterly Journal of Economics. He is co-academic director of IESE Cities in Motion and academic director of the UN center of excellence of PPP for Cities. His current work focuses on cities, business models, offshoring, sustainability, corporate governance and the role of Top Management.

 

Joan Enric Ricart

Strategic Management Professor

IESE, Business School

University of Navarra

Tel: 34 93 253 42 00

jericart@iese.edu