Cómo enfrentarse a la crisis del corto plazo: la empresa en movimiento

Cómo enfrentarse a la crisis del corto plazo: la empresa en movimiento Cómo enfrentarse a la crisis del corto plazo: la empresa en movimiento
Business Review · Marketing

La reputación ha desempeñado siempre un papel fundamental en las transacciones comerciales de las economías de libre mercado, pero la aparición de las nuevas tecnologías ha dotado a esta variable de una importancia sin precedentes. Los clientes recuerdan sus experiencias con las empresas, y ahora más que nunca pueden compartirlas con otros clientes. Las redes sociales de clientes y la conectividad entre ellas han desarrollado un per? l medio de consumidor en general más informado, exigente y seguro de sí mismo. Ganarse su con? anza exige sencillamente prácticas y modelos de negocio basados en la transparencia y la honradez.

El mismo desarrollo tecnológico ha generado una economía en la que el factor de cambio es cada vez más rápido. En este contexto, la innovación es otro de los aspectos clave que las empresas deberán abordar para asegurar su supervivencia.

Crear ambientes de trabajo proclives a aprovechar el potencial creativo de los empleados pasa por el desarrollo de modelos corporativos modernos cada vez menos jerárquicos, en los que se potencia la autonomía responsable, la creatividad y el compromiso de los empleados.

La idea fundamental que subyace a las doce reglas es que el éxito empresarial es una propuesta a largo plazo que se basa en la con? anza entre las personas: clientes y empleados. Al ? nal, también en el ámbito de los negocios, las empresas están formadas por personas que dirigen sus actividades a personas. Máximas como la honradez y el juego limpio son no sólo prácticas de buena conducta, sino también la clave para conseguir rentabilidad comercial y la supervivencia de las empresas. Centrarse en el cliente y ganarse su con? anza es el objetivo para crear auténtico valor, y para ello lo primero que tiene que asegurarse una empresa es la con? anza de sus empleados. Sólo si confían en la empresa y se sienten orgullosos de formar parte de ella, podrán orientar sus actuaciones hacia ganar y mantener la con? anza de la clientela y crear valor de futuro para su empresa.

LA CRISIS DE LA VISIÓN A CORTO PLAZO: IDEAS QUE HAY QUE ROMPER

A principios del siglo XX, la nueva empresa DaimlerBenz, después de un esmerado análisis, vaticinó que para el año 2000 en el mundo habría más de 600 millones de vehículos. Sólo en ese mismo año se fabricaron casi 30 millones de vehículos nuevos. ¿Cómo es que las cifras de los economistas de Daimler se equivocaran en un factor de casi 1.000? Su error se...