Nativos emocionales: la clave del éxito para un futuro incierto

El sector opina

Nativos emocionales: la clave del éxito para un futuro incierto Nativos emocionales: la clave del éxito para un futuro incierto

La aparición de un virus causante de la COVID-19 nos ha dejado sin palabras en este 2020. Ningún ciudadano a lo largo de los continentes más afectados sabía a lo que se iba a enfrentar, ni, por supuesto, las marcas, las compañías o los dueños de los negocios.

Personalmente, desde principios de año ya auguraba un cambio de ciclo. La razón era que la cultura más occidental estaba siendo cuestionada como en décadas anteriores. Por otra parte, los datos aportados por los neurocientíficos llevaban tiempo aproximándonos a una nueva realidad: el 95% de las decisiones eran realizadas de forma inconsciente.

Por tanto, el ser humano es cíclico y emocional. ¿Y podemos sacarle provecho a esta situación? El hecho es que hay una realidad inmutable en el tiempo, que nos puede ayudar en cualquier situación, incluida la de pandemia: “Éramos seres emocionales antes de la COVID-19, lo estamos siendo durante la misma y lo seguiremos siendo después”.

De ahí que, para poder afrontar mejor los años venideros, proponga aquí llaves de futuro basadas en nuestra biología. Se trata del uso de herramientas proporcionadas por nuestra configuración emocional, donde ayudan los avances en neuromarketing y los descubrimientos en el funcionamiento de la mente:

  1. El inconsciente colectivo. Ese almacén experiencial que todos poseemos y que adquirimos nada más nacer. El poder de esta herramienta está en la capacidad de convocatoria, tan necesaria en estos momentos de parón de consumo.
  2. La memoria sintónica. Hace referencia a la utilización de los recuerdos que se atesoran en una generación por el hecho de haber sido expuesta a los mismos estímulos. El potencial de esta herramienta a nivel de marcas y empresas está en su poder emocional y en su bajo coste.
  3. El tiempo emocional. Durante la última década hemos asistido a numerosos congresos sobre el qué, el cómo o el porqué. Estamos ante el comienzo de un período donde lo relevante será el cuándo unido a las emociones.

Os invito a aprovechar estas oportunidades emocionales de nuestra biología. Eso sí, no olvidemos dotarlas de coherencia para que los sesgos cognitivos no nos jueguen malas pasadas.

Elena Alfaro

·

Fundadora de FANScinology y CEO de EMO Insights International