‘Token-revolution’

‘Token-revolution’ ‘Token-revolution’

La tecnología ‘blockchain’ se va a convertir en el eje vertebrador de las relaciones económicas, jurídicas y sociales del siglo XXI, en especial, mediante el desarrollo del concepto de ‘token’, un criptoactivo que permite eliminar intermediarios, representa un valor y ofrece, junto a los contratos inteligentes, un abanico infinito de posibilidades hasta ahora insospechadas

La situación de emergencia económica y social provocada por la pandemia de la COVID-19 ha acelerado importantes cambios disruptivos en la forma en la que nos relacionamos en la sociedad, no solo en términos económicos, sino también social y jurídicamente. Y es que una de las consecuencias del confinamiento y de la crisis generada es el impulso de tecnologías y tendencias que ya habían iniciado su andadura anteriormente –entre las que se encuentran muchos proyectos basados en blockchain–, pero que antes de la pandemia eran sueños de futuro y ahora ya comienzan a adquirir forma, dejando de ser parte de proyectos difusos y a largo plazo, para comenzar a protagonizar cambios reales y concretos en las industrias y los mercados, forzando a las instituciones y gobiernos a poner en marcha modificaciones en la regulación y en la estructura de los mercados.

Las posibilidades que ofrece la tecnología blockchain son ilimitadas, aunque las más conocidas, hasta el momento, se enfocan en el desarrollo de criptoactivos, así como en la obtención de sistemas eficientes en la cadena de suministro de diversas industrias. No obstante, junto a la mejora en la eficiencia de procesos, la trazabilidad, la integridad, la privacidad y la seguridad en las operaciones, ya son muchas las señales que hacen pensar que vamos a ver cambios disruptivos no solo en todos los sectores, sino también en la economía de los países más avanzados, lo que fomentará nuevos hábitos de comportamiento de los individuos.

En esta línea, aparte del uso de blockchain en el ecosistema de las criptomonedas, ya se han identificado otras posibles aplicaciones alternativas de esta tecnología, especialmente en los ámbitos jurídico, tecnológico, financiero, energético, de la comunicación, de la distribución, educativo y sanitario, en los que ya existen algunas soluciones reales. No obstante, no se está aprovechando todo el potencial de esta tecnología emergente –parte del cual aún está por descubrir–, ya que, por ahora, la mayoría de los desarrollos se han centrado en la mejora de los procesos de modelos de negocio ya existentes, y no en la creación de nuevos, lo que representa la punta del iceberg respecto a lo que se puede llegar a hacer con blockchain.

 

La desaparición de los intermediarios Uno de los factores que permiten dinamizar las relaciones entre los individuos, en especial en las relaciones de tipo económico, es la confianza, en la medida en q...


Juan Carlos Higueras Redecillas

Strategy, Finance & Entrepreneurship Professor en EAE Business School ·