El 'marketing' de influencia y las marcas relevantes

El 'marketing' de influencia y las marcas relevantes El 'marketing' de influencia y las marcas relevantes

SS

Salvador Suárez

Business Review (Núm. 308) · Márketing

Han transcurrido veintiún años desde el 'crash' de las puntocoms, y la lucha por captar la atención de los usuarios es cada vez más compleja. A ello se le ha sumado la pandemia de la COVID-19, que ha provocado un proceso de superdigitalización y ha acelerado la creación de nuevas bases para la comunicación de las marcas. ¿Cómo ha evolucionado el ‘marketing’ de influencia? ¿De qué modo se pueden conseguir los mejores prescriptores para nuestra marca?

Como consecuencia de la bajada en los costes de producción de contenido y el aumento de los tiempos de uso del entorno digital, las áreas de Marketing se encuentran con dos problemas que se han acelerado: por un lado, captar la atención de determinadas audiencias/públicos objetivo es cada vez más caro (eficiencia publicitaria), y, por otro, ser capaces de resultar creíbles en el entorno social y digital, cuando la confianza sobre la veracidad del contenido que se comparte decrece, es esencial. En este contexto, el marketing de influencers se ha convertido en una alternativa fuerte que muchas compañías utilizan para aumentar la notoriedad de su marca y de sus productos.


Año 2020: el concepto “superdigitalización” La pandemia de la COVID-19 ha provocado la aceleración de la transformación digital en las empresas. Sin duda, hemos avanzado más en los últimos cuatro meses que en los últimos tres años. Pero la superdigitalización no solo ha llegado a las compañías, sino que también ha arrasado en los hogares, dando lugar a los consumidores más digitales de la historia reciente. Esto brinda a las marcas la oportunidad de hacer un nuevo tipo de publicidad, a través de acciones basadas en el home-driven marketing, una tendencia que surgió durante el confinamiento, y todo apunta a que ha venido para quedarse. Entramos en un nuevo contexto de comunicación que plantea dos grandes retos para las empresas:

• La dificultad para captar la atención de los clientes crece exponencialmente cada día que pasa.

• Lograr credibilidad para una marca es cada vez más complejo.

Y, en este contexto, ¿qué pasa con el marketing de influencia? Que sigue creciendo de forma imparable, sobre todo en redes sociales. Después de meses de inactividad por la pandemia, las marcas siguen invirtiendo en campañas con influencers. El crecimiento interanual de la inversión supera el 65%, según InfoAdex1; sin embargo, el marketing de influencia no es ninguna novedad. Se consolidó en la década de 1950 de la mano de los publicistas de Madison Avenue, cuando se desarrollaron los primeros conceptos creativos utilizando la imagen de actores y deportistas como gancho para alcanzar mayores audiencias en los anuncios en prensa, radio y TV.

Un gran contraste con la situación actual, puesto que en 2020 ha aumentado la dificultad para muchas marcas de captar la atención de sus audiencias, y ya no vale con que una superestrella nos reco...


Salvador Suárez

Profesor en ISDI e IE Business School. Cofundador y socio en Good Rebels ·