La empresa familiar es la base del tejido empresarial español, plagado de multitud de pequeñas empresas y de otras que se han convertido en grandes marcas a nivel internacional. Se trata de organizaciones que presentan unas dinámicas de gestión particulares, que son las que constituyen el eje de este número monográfico, en el que se abordan temas como la necesidad de un protocolo familiar, la presencia de directivos externos o el mantenimiento de la gestión en el seno de la familia, el relevo generacional, el reparto de acciones entre los miembros de la familia y su participación en la toma de decisiones, la gestión del crecimiento, la innovación y la política de contratación de recursos humanos, entre otros.