La externalización de actividades de 'marketing': implicaciones en la toma de decisiones

La externalización de actividades de 'marketing': implicaciones en la toma de decisiones La externalización de actividades de 'marketing': implicaciones en la toma de decisiones

El ‘outsourcing’ de ‘marketing’ es la manera más efectiva de cubrir un servicio totalmente adaptado a las necesidades de cada cliente. Se trata de delegar tareas internas en profesionales que están fuera de la organización, pero que son expertos en la materia y que cuentan con el apoyo de la Dirección para mejorar la efectividad de la comunicación de esta con sus clientes o para ejecutar ciertas operaciones. ¿Cuáles son los beneficios y riesgos que nos aporta la externalización de servicios de ‘marketing’ y cuándo podemos subcontratarlos?

Una de las actividades de marketing que más se subcontratan es el desarrollo y mantenimiento de una página web. Son muy pocas las empresas (a excepción, quizá, de las grandes corporaciones) que llevan a cabo esta actividad internamente, bien sea por falta de recursos o por falta de conocimientos, o porque no se trate de una actividad core para ellas. Este tipo de actividad subcontratada se adapta a las mil maravillas a una agencia especializada en desarrollo web, que cuenta con los conocimientos necesarios para mantenerla en el tiempo de manera rápida y eficaz. Este es un ejemplo práctico de lo que se conoce como outsourced marketing.

La externalización de las actividades de marketing es una práctica muy habitual, con independencia del tamaño de la empresa que subcontrate y de la industria en la que esta compita. Incluso las compañías más grandes han buscado, en algún momento, una solución de manos de expertos o de empresas externas. Y es que podemos subcontratar todas las funciones, tanto las estratégicas como las operacionales, a cualquier empresa o profesional externo, siempre y cuando nos inspiren la máxima confianza, ya que se convertirán en nuestro socio estratégico. Esta confianza se fundamenta en la experiencia previa de haber trabajado con ellos, en su portafolio de clientes o en nuestras relaciones personales. Sea como fuere, en todas estas situaciones existe un mínimo común denominador: el subcontratado dispone tanto de los instrumentos como del talento y conocimiento necesarios para llevar a cabo una prestación del servicio completo y de manera excelente.

 

¿POR QUÉ SE EXTERNALIZA EL ‘MARKETING’?

Existen múltiples motivos por los que las empresas deciden subcontratar una parte de su actividad de marketing, o toda. Estas serían las principales razones:

• Una empresa solo puede dedicar un número limitado de horas a la semana a las acciones de marketing y desea mejorar su calidad, y no su cantidad.

• Una pequeña empresa no tiene presupuesto para llevar a cabo toda su actividad en jornada completa, por lo que, al subcontratar ciertas actividades, gana un tiempo muy valioso para dedicarlo a las actividades de marketing que realmente le reportan valor. Ese tiempo liberado puede destinarlo a gestionar clientes que sean facturables.

• Una gran empresa entiende que la subcontratación de ciertas funciones, como la generación de contenidos, puede ser más bar...


David de Matías Batalla

Profesor en EAE Business School y CEO en Marketing Insider Review ·